jueves, octubre 23, 2008

¿I N D I O O H I N D Ú?



MUCHAS VECES ME HAN PREGUNTADO SI LAS DOS PALABRAS SON SINÓNIMAS....


¿QUÉ OPINA USTED?

sábado, octubre 18, 2008

G U I T A R R A.

GUITARRA:

Proviene del árabe KITARA, que se originó, a su vez, en el griego KITHARA, el nombre de la cítara.

Directamente del árabe, fueron asimismo tomados el portugués y el catalán guitarra, y de este último se deriva el provenzal guitara así como el italiano chitarra, ya usado en el siglo XV, aunque también se encuentran por esa época quintara y chitera en diferentes dialectos italianos.

En todo caso, la guitarra se tocaba desde muy antiguo, principalmente en España, según se encuentra documentado desde el siglo XIII en textos e íconos.

Por esa época, se conocían dos tipos de guitarras: la latina y la morisca o sarracena.

La primera, de caja chata, es la precursora de la guitarra moderna, mientras la segunda, de caja redondeada y más parecida al laúd, fue introducida en España por los invasores árabes.

En la Edad Media, en España se llamaba vihuela "de viola" a todos los instrumentos de cuerdas ajustables con clavijas, ya fueran tocados por arco "vihuela de arco" o con los dedos "vihuela de mano".

La guitarra moderna adquirió una nueva dimensión con la obra del músico español Francisco Tárrega (1854-1909), quien innovó en la posición de las manos y en el modo de pulsar las cuerdas, además de adaptar al instrumento obras de Bach, Mozart, Beethoven, Chopin, Schumann y Albéniz.

(La Palabra del Día)

miércoles, octubre 15, 2008

lunes, octubre 13, 2008

A L G O D I S T I N T O.

UNA PALABRA Y UN CUENTO.


INGRATITUD:
(Del lat. ingratitūdo).
1. f. Desagradecimiento, olvido o desprecio de los beneficios recibidos.

INGRATO, A:
(Del lat. ingrātus).
1. adj. Desagradecido, que olvida o desconoce los beneficios recibidos.
2. adj. Desapacible, áspero, desagradable.
3. adj. Que no corresponde al trabajo que cuesta labrarlo, conservarlo o mejorarlo.

ALGUIEN ESCRIBIÓ:
Veamos qué es la ingratitud…
La definición de diferentes diccionarios de la lengua castellana acerca de la palabra INGRATITUD, es coincidente y su significado es: "Olvido o desprecio de los beneficios recibidos".

Cuántas veces nos topamos con personas ingratas que pueden ser de la familia o extraños a los que consideramos amigos o simplemente por "CAUSALIDAD" hicimos algo por ellos dando todo con el "corazón en la mano".

Y es preocupante: hoy en día es muy común encontrarnos con mil ingratitudes de la gente de las que tal vez ya has sufrido algunas y te preguntarás: ¿en qué fallé?
Y no busques la respuesta, ya que no fue cosa tuya, sino del que olvidó los favores que le diste.

ESTA FÁBULA ME GUSTA MUCHO. RECUÉRDALA Y LÉELA CON PACIENCIA…

"A cierto lobo glotón se le atravesó un hueso en la garganta mientras comía. Viéndose en semejante apuro, rogó con mil promesas a una cigüeña que se lo extrajera.
Oye- le dijo- tú que tienes un pico tan largo, bien podrías quitarme este hueso que me ahoga.
Hazlo por favor, que yo recompensaré tu servicio.

Enternecida la cigüeña por los ruegos del lobo y confiada en sus promesas, le sacó el hueso con suma habilidad; y luego, terminada la operación, le pidió el pago de sus servicios, a lo cual, el lobo mostrándole los dientes contestó:

¡Cuán necia eres! Después de que he tenido tu cabeza entre mis dientes, ¿aún me pides premio mayor que el perdonarte la vida y dejarte libre para contar que pusiste tu vida entre mis dientes?
Ante la insólita respuesta, para evitar mayores desengaños, se marchó la cigüeña sin decir nada".
…………………………………………………………………………………………………………......................................
La ingratitud es la insensibilidad a los favores recibidos.

Es la amnesia del corazón. Es inútil esperar bien de los egoístas, ellos nunca corresponden a los favores recibidos.

Por más miel y leche que usted diera a las víboras, veneno solamente le escupirán.

¿Quién no ha sido pagado con ingratitud?

El que no sepa de ingratitudes, poco bien habrá hecho en la vida.

Pero bueno, ¿qué importa la ingratitud de los hombres? Al fin y al cabo, al servir, uno sólo trata de hacer el bien y no de colocar fondos ni de recibir recompensas.

Es preferible crear ingratos que dejar de hacer el bien.

Además, el mal pago añade mérito a las buenas obras.

Quien sirve y sabe dar ayuda... conocerá a veces la ingratitud, pero también la emoción de dar.
Y siempre se encontrará gente noble y agradecida.

Sé que no todos te corresponderán mal, también hay mucha gente que te agradece y valora tus esfuerzos y los premia de diversas maneras.

Eso hace que tu corazón se sienta complacido, sentir la satisfacción de que ayudaste a alguien cuando más te necesitó.

Es algo que debes llevar siempre contigo.
Trae alegría, regocijo y paz a tu interior.

CON MUCHO CARIÑO, PARA TODOS USTEDES. MNB.

jueves, octubre 09, 2008

QUERIDOS AMIGOS:

POR MOTIVOS AJENOS A MI VOLUNTAD, ESTE BLOG ESTARÁ POR UN TIEMPO FUERA DE SERVICIO.

VOLVERÉ, VOLVERÉ, VOLVERÉ...


FUERTES ABRAZOS A TODOS.

U S T E D R E S P O N D E...


ES CORRIENTE EL MAL USO DEL VERBO "HABER".

YO LES PREGUNTO: ¿HUBO O HUBIERON? ¿HABÍA O HABÍAN?

ESPERO VUESTRAS RESPUESTAS. ¡¡¡SUERTE!!!

martes, octubre 07, 2008

AMIGOS Y AMIGAS: UN NUEVO DESAFÍO...

Los sustantivos en nuestra lengua (español) conservan la fuerza de voz (acento gráfico o prosódico) en la misma letra cuando se escriben en plural.

Ejemplo:
lápiz, lápices

triángulo, tiángulos

situación, situaciones.

Hay sólo tres palabras que no siguen esta regla.

LOS INVITO A ENCONTRALAS. ¡¡¡ SUERTE !!!

viernes, octubre 03, 2008

B I S I E S T O.

Desde hace dos mil años, cuando Julio César creó el calendario que llamamos juliano, un año de cada cuatro es bisiesto, es decir, febrero tiene 29 días en vez de 28.

Este ajuste se hizo necesario porque la duración del año —una vuelta completa de la Tierra en su órbita— no es de 365 días exactos, sino de 365 días, 5 horas y 56 minutos.

El calendario juliano no era lo suficientemente preciso y en 1582 sufrió algunas modificaciones impuestas por el Papa Gregorio X mediante la bula Inter gravíssimas, que dio origen al denominado calendario gregoriano, vigente hasta hoy.

Pero, ¿por qué bisiesto?

En los tiempos de Julio César, el primer día de cada mes se llamaba calendas; el séptimo, nonas, y el decimoquinto día, idus.

Al 28 de febrero los romanos lo llamaban primum dies ante calendas martii (primer día antes de las calendas de marzo); el 27 de febrero era el secundum dies ante calendas martii (segundo día antes de las calendas de marzo); el 26 de febrero, tertium dies..., y así sucesivamente.

Para introducir su novedad —el año bisiesto, Julio César intercaló un día entre el sexto y el quinto día antes de las calendas, es decir, entre los días que hoy llamamos 23 y 24 de febrero.

Este día adicional fue llamado bis sextus dies ante calendas martii, o sea, "doble día sexto antes de las calendas de marzo", y el año que contenía ese día se llamó bissextus.

(La Palabra del Día)