lunes, octubre 13, 2008

A L G O D I S T I N T O.

UNA PALABRA Y UN CUENTO.


INGRATITUD:
(Del lat. ingratitūdo).
1. f. Desagradecimiento, olvido o desprecio de los beneficios recibidos.

INGRATO, A:
(Del lat. ingrātus).
1. adj. Desagradecido, que olvida o desconoce los beneficios recibidos.
2. adj. Desapacible, áspero, desagradable.
3. adj. Que no corresponde al trabajo que cuesta labrarlo, conservarlo o mejorarlo.

ALGUIEN ESCRIBIÓ:
Veamos qué es la ingratitud…
La definición de diferentes diccionarios de la lengua castellana acerca de la palabra INGRATITUD, es coincidente y su significado es: "Olvido o desprecio de los beneficios recibidos".

Cuántas veces nos topamos con personas ingratas que pueden ser de la familia o extraños a los que consideramos amigos o simplemente por "CAUSALIDAD" hicimos algo por ellos dando todo con el "corazón en la mano".

Y es preocupante: hoy en día es muy común encontrarnos con mil ingratitudes de la gente de las que tal vez ya has sufrido algunas y te preguntarás: ¿en qué fallé?
Y no busques la respuesta, ya que no fue cosa tuya, sino del que olvidó los favores que le diste.

ESTA FÁBULA ME GUSTA MUCHO. RECUÉRDALA Y LÉELA CON PACIENCIA…

"A cierto lobo glotón se le atravesó un hueso en la garganta mientras comía. Viéndose en semejante apuro, rogó con mil promesas a una cigüeña que se lo extrajera.
Oye- le dijo- tú que tienes un pico tan largo, bien podrías quitarme este hueso que me ahoga.
Hazlo por favor, que yo recompensaré tu servicio.

Enternecida la cigüeña por los ruegos del lobo y confiada en sus promesas, le sacó el hueso con suma habilidad; y luego, terminada la operación, le pidió el pago de sus servicios, a lo cual, el lobo mostrándole los dientes contestó:

¡Cuán necia eres! Después de que he tenido tu cabeza entre mis dientes, ¿aún me pides premio mayor que el perdonarte la vida y dejarte libre para contar que pusiste tu vida entre mis dientes?
Ante la insólita respuesta, para evitar mayores desengaños, se marchó la cigüeña sin decir nada".
…………………………………………………………………………………………………………......................................
La ingratitud es la insensibilidad a los favores recibidos.

Es la amnesia del corazón. Es inútil esperar bien de los egoístas, ellos nunca corresponden a los favores recibidos.

Por más miel y leche que usted diera a las víboras, veneno solamente le escupirán.

¿Quién no ha sido pagado con ingratitud?

El que no sepa de ingratitudes, poco bien habrá hecho en la vida.

Pero bueno, ¿qué importa la ingratitud de los hombres? Al fin y al cabo, al servir, uno sólo trata de hacer el bien y no de colocar fondos ni de recibir recompensas.

Es preferible crear ingratos que dejar de hacer el bien.

Además, el mal pago añade mérito a las buenas obras.

Quien sirve y sabe dar ayuda... conocerá a veces la ingratitud, pero también la emoción de dar.
Y siempre se encontrará gente noble y agradecida.

Sé que no todos te corresponderán mal, también hay mucha gente que te agradece y valora tus esfuerzos y los premia de diversas maneras.

Eso hace que tu corazón se sienta complacido, sentir la satisfacción de que ayudaste a alguien cuando más te necesitó.

Es algo que debes llevar siempre contigo.
Trae alegría, regocijo y paz a tu interior.

CON MUCHO CARIÑO, PARA TODOS USTEDES. MNB.

11 comentarios:

TheJab dijo...

Pasé buena parte de mi infancia leyendo a Esopo y a Samaniego, desde que recuerdo me han gustado las fábulas.

Gracias por este post, de especiales memorias para su servilleta.

Ulysses dijo...

Muy buena fábula.

Ingratitud, fea palabra y que bonita es la gratitud.

Saludos

Mariana dijo...

Hola, me gusto mucho su post.

Definitivamente la ingratitud es algo desmoralizante, siempre acabas diciendo... eso me pasa por buena gente!, pero si como dice su post, hicieramos el bien sin esperar recompensa, ésta vendria de manera inherente a nuestros actos, solo que no lo entendemos por que el ego es demasiado celoso y exige reconocimiento por parte de la persona que recibio nuestro favor...

... muy lindo post y besos desde México!

María Angélica dijo...

Me gustó la fábula.
Quiero saber de tu salud y cómo te has sentido y me pone contenta leerte de nuevo.
Ando apuradita.
Cariños.

Ulysses dijo...

María de las Nieves:
Querida amiga, vuelvo a escribirte para agradecer todo ,lo que he aprendido en tu blog. Has Dado respuesta a muchas dudas, con muy buena voluntad.
Cuídate mucho y que estés bien.

Saludos

esteban lob dijo...

Más allá de lo certero del post, enhorabuena tu regreso " a las pistas", querida MNB.

FRE dijo...

que bueno este post

patagon dijo...

MNB, PASO A SALUDARLA.
CONDUELO, POR TANTA INGRATITUD DE VUESTRO HUNTER.

ALEJANDRO MUÑOZ ESCUDERO dijo...

La Biblia dice ... que no sepa tu mano izquierda lo que hace tu mano derecha" concepto que he tratado de cumplir fielmente, sin embargo tu post me llamó poderosamente la atención por que he vivido la ingratitud de muchas formas y mas aún en estos casi 6 años de discapacidad. Algún día te contaré.

Un abrazo amiga mía y que Dios te bendiga,

Alejandro

Angélica dijo...

Querida MNB, me encantó tu post. Sí que tiene mucha razón, hay tanta ingratitud en las personas o mala memoria, lo que sea. Yo pienso como tú, mejor entregar lo mejor de sí, sin esperar recompensas.

Besotes para ti.

Oiga, y no fue a mirar mis fotos de Coquimbo... la invito a ir.

MNB dijo...

HOLA A MIS QUERIDOS AMIGOS (AS):

GRACIAS POR HABER ESTADO AQUÍ A:

THEJAB

ULYSSES

MARIANA

M.ANGÉLICA (COCOCITA)

ESTEBAN

FRE

PATAGÓN

ALEJANDRO

ANGÉLICA

Igual que Thejab, leí muchas fábulas de Esopo, Fedro, La Fontaine, Samaniego,Iriarte, Campoamor, y tantos...

Siempre esperaba la moraleja.
Esta fábula del lobo y la cigüeña es tan conocida, pero lo que me entusiasmó fueron las reflexiones que hizo la persona que no conocemos, especialmente cuando dijo:
"El que no sepa de ingratitudes, poco bien habrá hecho en la vida.

Pero bueno, ¿qué importa la ingratitud de los hombres? Al fin y al cabo, al servir, uno sólo trata de hacer el bien y no de colocar fondos ni de recibir recompensas.

Es preferible crear ingratos que dejar de hacer el bien".

¡Qué de verdades dijo y tan bien dichas!

Un fuerte abrazo a todos (as).