martes, junio 29, 2010

H I N C H A.

El primer hincha de fútbol de la historia vivió en Montevideo a comienzos del siglo XX; trabajaba en el Club Nacional de Fútbol, el segundo club uruguayo por antigüedad.

Era de profesión talabartero y estaba encargado de inflar (hinchar) los balones del Parque Central, la sede del Nacional.
Se llamaba Prudencio Miguel Reyes, pero era más conocido como «gordo Reyes» o «el hincha». Nuestro hombre, partidario fanático del club montevideano, y sus gritos estentóreos: « Nacional!» eran famosos a principios del siglo pasado en las canchas donde jugaba su club.

Y es fácil imaginar cómo resonarían los gritos del talabartero si se tiene en cuenta que inflaba las pelotas sólo con la fuerza de sus pulmones.

Durante los partidos, otros aficionados solían comentar ante las ruidosas demostraciones de Reyes: «Mirá cómo grita el hincha».

Y poco a poco la palabra hincha se fue aplicando a los partidarios del Nacional que más gritaban en los partidos; más tarde se extendió a los demás y, finalmente, a los partidarios de todos los clubes.

La palabra se extendió al resto del mundo hispanohablante con los Juegos Olímpicos de 1924 y 1928, cuando el fútbol de Uruguay ganó sendas medallas de oro, y en el Mundial de 1930 de Montevideo.

(La Palabra del Día)

6 comentarios:

esteban lob dijo...

Hola Maria de las Nieves:
Celebro que te dejes llevar por la fiebre mundialera.

Cariños.

paola dijo...

que buena historia!!me encantó! ahora, no sera lo mismo ser hincha del futbol que hincha las pelotas (como dicen en argentina)!

hoy me acordaba de ti porque no sé de dónde viene la costumbre (y la palabra) corbata... no sé por qué pensé en esa palabra y solo se me ocurre que tú sabrás... cariños desde el sur!!!!

Quidquid dijo...

Hola María de las Nieves:
Ahora el "Hincha" podría usar esas ruidosas trompetas que dejan sordos a la gente...
Que tengas un feliz fin de semana,
Luis

Pamela dijo...

Maravilloso!!! qué linda historia, te pongo un link en i FB tb!

Hunter dijo...

Esto si que es nuevo, no tenía idea del origen de esa expresión. Cariños

Camino del sur dijo...

Símpática historia de la palabra hincha,ideal pa ésta época.

Abrazos espero estes muy bien.
M. Pilar