martes, enero 26, 2010

A G O R A F O B I A.

Se llama así el temor patológico a los espacios abiertos o, en forma más general, a los lugares donde no se puede recibir ayuda.

La agorafobia se vincula también al temor a los ataques de pánico, es decir, se trata de una especie de "miedo al miedo".

Entre los griegos, el lugar abierto por excelencia era el ágora, la plaza pública donde se reunía la asamblea del pueblo, la ekklesia.

Ágora provenía del indoeuropeo ger-l, que también dio lugar a voces como alegoría, categoría y panegírico.

En agorafobia, ágora aparece unida a -fobia, del griego phobos "miedo".

La raíz indoeuropea estaba vinculada a la forma gre-g- de la que surgió el vocablo latín grex "rebaño".

(La Palabra del Día)

11 comentarios:

Pamela dijo...

Querida María de las Nieves: Palabras terribles, como estas dos últimas que has traído, también son necesarias en nuestra lengua, gracias por darnos tan buenas explicaciones. Un beso

Quidquid dijo...

Hola María de las Nieves:
"Agora" mismo paso a comentar tu palabra de hoy...muy interesante como siempre. Como dicen en el País Vasco ¡gora...gora!
Disculpa mi "broma...".
Todas las fobias van acompañadas de algún problema previo al individuo y esta que mencionas es curiosa. Temer el vacio o temer al miedo, pueden ser de un alto nivel clínico. Esperemos librarnos de ella...
Cordiales saludos,
Luis

Matvi. dijo...

Luis lo dice como broma, pero "agora" en portugués y en castellano antiguo es "ahora".
¿Nada que ver con el origen de las palabras que mencionas?

Un abrazo patagón

Blood dijo...

Lamentablemente no me es infrecuente recibir pacientes con agorafobia asociada a crisis de pánico. Cosas de la modernidad, dicen...

Saludos sangrientos

Blood

Ulysses dijo...

Hola María de las Nieves:

¿Tienes alguna idea de cuando se usó por primera vez esta palabra?

saludos amiga y un gran abrazo

fonsilleda dijo...

Es lógico.
Es una patología que siempre me deja atónita.
Desde mi perspectiva ¿cómo tener miedo y odiar los espacios abiertos?
¡Hay que ver lo que es el cerebro!

Abuela Ciber dijo...

Remores, hoy en día tan comunes.

Cariños

esteban lob dijo...

Ah las fobias¡¡¡

Mi padre no podía acercarse al balcón ni de un segundo piso, porque sentía fobia...¿al vacío?...supongo.

Cariños.

Albino dijo...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.
Albino dijo...

Agorofobia es lo contrario de claustrofobia, es decir el horror a los espacios cerrados.
Y una puntualización a lo que te dice Marvi.
Ágora es "ahora" en portugues y aunque está admitida en el diccionario de la Real Academia como castellana, no tiene uso, aunque si en gallego. En gallego y portugues, además, es palabra llana y no esdrújula.
Cariños

MNB dijo...

Pamela:
Sí,las últimas palabras han sido poco amables.
Buscaré algo más positivo.

Quidquid:
Dios nos libre de la agorafobia. Me encantan los espacios abiertos.
No me gustan los encierros, ni las multitudes. Me cargan los ascensores, pero me subo a todos.
Hace unos días me hicieron una resonancia magnética y me preguntaron si tenía claustrofobia. Contesté que no.
Resistí muy bien ese examen.

Matvi:

Creo que Albino explicó bien lo de "agora" y "ahora".

Blood:

Tienes razón.
Ah, la modernidad...

Ulysses:

Difícil la pregunta.

En la Antigüedad, (Marco Tulio, 43 A.C.) habló de los fenómenos de la mente.


En la segunda mitad del siglo XIX se empieza a hablar de la neurosis y Agarofobia.

Fonsilleda:

Sí, el cerebro es como una "máqina del tiempo".

Abu, querida:

¡Qué gusto me dio tenerte por acá!

Esteban:

Entiendo a tu papá.
A mí me dan pánico los aviones,no por estar encerrada, sino, porque se pueden caer.

Albino:

Muchas gracias por tu aporte en cuanto "agora" y "ahora".

Besos y abrazos a tod@s.










l