domingo, abril 25, 2010

H Í G A D O.

Nuestra lengua no es sino un latín tardío, enriquecido con numerosos elementos godos y árabes después de que estos pueblos ocuparon la Península Ibérica.

Cabría, pues, esperar que el nombre del hígado apareciera emparentado con la palabra latina iecur, o tal vez con la griega épatos, pero ¿por qué hígado?

Se trata de una historia curiosa que comienza con una digresión gastronómica.

Los franceses dieron a conocer al mundo el foie gras de oca, una delicatesse ( delicia) elaborada con hígado de oca hipertrofiado con dosis abundantes de maíz.

Pero el producto es mucho más antiguo que Francia y los franceses; ya era conocido por los atenienses del siglo de Pericles, quienes, como no tenían maíz, cebaban a las ocas con higos (sykon, en griego) y, como tampoco sabían francés, lo llamaron hépar sýkoton.

Esta exquisitez gastronómica fue legada a Roma, donde el gourmet Marcus Apicius innovó al introducir la costumbre de sumergir el hígado en un baño de leche con miel para que aumentara de tamaño y mejorara su sabor con nuevas fragancias.

El hépar sýkoton de los griegos se llamó en Roma iecur ficatum ‘hígado con higos’, expresión que, con el tiempo, pasó a designar al hígado, con higos o sin ellos, de cualquier animal, también el del hombre.

Algunos siglos más, y la palabra iécur se perdió en la oscuridad de los tiempos, mientras que ficatum se siguió usando como nombre del órgano, hasta llegar al asturiano fégadu, al castellano antiguo y portugués fígado y, finalmente, al moderno español hígado, documentado desde finales del siglo XV.

(La Palabra del Día)

6 comentarios:

Quidquid dijo...

Hola María de las Nieves:
Pobres patos... pero que rico el foie...!!!
Tu explicación muy interesante, como siempre.
Cordiales saludos,
Luis

Blood dijo...

Ahora el hígado lo cebamos con alcohol dentro del cuerpo y logramos el mismo efecto. Gracias de nuevo por el dato.

Saludos sangrientos

Blood

esteban lob dijo...

Hola María de las Nieves:

Lo que tampoco sé, es el origen de la expresión "hay que tener mucho hígado...para soportar eso".

Cariños.

María del Carmen dijo...

Lo que nunca supe de dónde provenía y el porque del dicho o el refrán:

"hay que tener mucho hígado...para soportar eso".

Algíén dijo que era por la capacidad que tiene el hígado en su proceso...


En otro orden..........

"hay que tener mucho hígado...para soportar eso".

María del Carmen dijo...

FELIZ DÍA DEL TRABAJO PARA TODOS!

Con la esperanza de tener dignidad de vida con trabjo justo!

Por ello

A todos ustedes les abrazo en oración para tal!

y

Paso a dejar mi huella para agradecerte todo lo que brindas.

Paso a dejar mi huella por la luz que eres.

Paso a dejar mi huella para decirte gracias por estar.

Paso a dejar mi huella e invito a pasar por mis solares a tomar nuevos temas sobre el trabajo y a llevar algo que he dejado

Mi cariño y mi paz dejojunto a una rosa amrilla,para que recuerdes que mucho te quiero!
Marycarmen

www.cuerposanoalmacalma.blogspot.com
www.lasrecetasdelaabuelamatilde.blogspot.cm
www.panconsusurros.blogspot.com
www.walktohoriozn.blogspot.com
www.newartdeco.blogspot.com
www.lasrecetasdelaabuelamatilde.blogspot.com

Albino dijo...

El higado, para mi, es la base del foie, pero que sea de pato frances de las Landas. Es el mejor.
Lo demás lo dejo para los medicos.
Cariños y te espero algun dia en mi blog.