lunes, enero 19, 2009

AMIGOS Y AMIGAS: QUIERO COMPARTIR CON UDS. ESTA ENTREVISTA A NUESTRO QUERIDO AMIGO Y ESCRITOR LUIS SEGUEL VORPAHL




Entrevista aparecida el domingo 18 de enero en La Estrella de Arica

Su padre es el último profesor de latín que tuvo la Universidad de Tarapacá (UTA). Su esposa, docente de castellano. Usa un sombrero campechano y disfruta releer La Divina Comedia.

Tomó la escritura como un trabajo de tiempo completo y prefiere partirse el espinazo que esperar la inspiración. No sabe arreglar un enchufe, pero dedica un año y medio a corregir un texto.

De tanto hacer reflexionar a los seres que pueblan su último libro, terminó por remover sus propias ideas sobre el cristianismo.

Tiene una patente de corredor de propiedades y poco aprecio por su primera novela, La Casa de Marialba (2000).

En diciembre pasado escribió dedicatorias y firmó libros al lado de Pedro Lemebel y Alberto Fuguet.

El autor de "Cállate Viejo 'e Mierda", Luis Seguel Vorpahl, construyó una novela sobre Arica, pero pensando en el mundo.

Superpuso planos y narradores para hacer una historia con la ciudad de los años 60 y 70. El profesor de español de la UTA, Patricio Ubeda, la elogió.

- ¿Quién es el autor?

- Nos vinimos de Temuco con mi papá el '74, después del golpe. Siempre he escrito. El '99 hice contacto con una escritora arrancada de Cuba. Vino a Arica a conocerme. Se llevó todos mis escritos. De ahí salió La Casa de Marialba. Hasta que llegué a esto, que es lo que buscaba.

- La Casa de Marialba...

- Es una novela más cercana al realismo mágico. Crecí con el realismo mágico. La verdad, no me gusta hablar mucho de ese libro. Siento que éste ("Cállate…") es el primero. Es un hijo más querido. Dicen que es el primer hijo, pero no. Eso no es cierto.

- ¿Salió pesado escribir el último libro?

- Demoré seis meses. Y después un año y medio en revisar. Si es un trabajo serio hay que revisar frase a frase. Si a mi personaje le falta un dedo, tengo que acordarme en la página 50 que el tipo tiene un dedo menos. Hay que ir armando una cosa creíble. Y el trabajo más desagradable, entre comillas, es revisar. Llega un momento en que tiene que leértelo otro. Tú ya no ves.

"Y si tú me preguntas ahora, qué tal encuentro el libro… malo lo encuentro".

SUDOR MAS QUE INSPIRACION

- Complicado...

- Mi rutina de todos los días es escribir. A veces no tengo ninguna gana, pero escribo media página. La borro al día siguiente, la reviso, la corrijo o la guardo para otra cosa. No es un hobby. A veces tampoco es agradable. Me levanto temprano. Tengo un sistema, un método. No estoy esperando la inspiración. Esa cuestión no existe para mí.

- ¿Hubo sucesos sobresalientes durante la creación?

- Hubo varios. Uno de los episodios que aparece ahí, lo soñé completo. Me levanté y lo escribí exactamente igual. Cuando el tipo va a la Virgen de Las Peñas. Todo lo que siente. Otra cosa: después de haber leído el libro impreso, encontré que había un par de personajes demasiado cercanos a la realidad. En algún momento me van a buscar para retarme.

- ¿Cuál era su norte mientras escribía?

- Siempre intenté que la novela no fuese tan ariqueña. Quise mostrar que las cosas que pasan en Arica, en esta aldea, son del mundo.

- ¿Dejó consecuencias esta obra?

- Tengo hartas dudas con relación al cristianismo, que no tenía antes, porque fui hombre de iglesia. Se me movió el piso completamente en cuanto a la fe.

- ¿Este es el comienzo de un libro tras otro?

- Sí, absolutamente. Tengo otra novela lista, armada. Está en proceso de última revisión. Se me ocurrió novelar la leyenda de La Tirana.

- Le gustaría que un profesor diga: "niños, este libro".

- Claro. Uno busca la inmortalidad, pero lamentablemente llega cuando ya está muerto. No ser conocido, sino saber que alguien está contigo en lo que sientes. Me gustaría ser famoso, sin que nadie me conociera.

- ¿Se siente parte de una nueva horneada de escritores chilenos?

- No, sería muy pretencioso. Tengo todavía que demostrar mucho. Estoy en pañales. No sé qué corriente hay en literatura, pero he tenido algunas luces. Me han dicho que mi trabajo es moderno, aunque lo hice sin mucha conciencia de ello.

- ¿Qué pasó en la Feria del Libro de Santiago?

- El título había llamado mucho la atención. Y me preguntaban contra quién era. No es contra nadie en realidad.

- ¿Qué piensa de los escritores ariqueños?

- Hay buenos escritores, pero algo está fallando. La gente no sale afuera, no publica. El miedo al éxito es lo que está fallando. Es más seguro estar acá. No exponerse a que todo el mundo te vea y diga que en realidad no eres tan bueno.

9 comentarios:

MNB dijo...

Me gustó mucho esta entrevista que le hicieron a Luis en El Diario de Arica y por eso quise mostrárselas a Uds, mis amig@s.

Me fascinó que su papá hubiera sido profesor de Latín como lo soy yo. Eso es algo que no toda la gente entiende y valora.

Me encanta que con la mujer de Luis, mi amiga Norma seamos colegas, Profesoras de Lenguaje y que nuestro amigo esté siendo más conocido y valorado en lo que es y se merece.

Cariños.

Caminodelsur dijo...

Gracias por compartirnos esta entrevista.
Es lindo avalar la amistad desde cualquier punto de vista como lo haces tú con Luís y su esposa.
La vocación de maestro no tiene precio, ser formadores de almas es una tarea titánica, ver a los alumnos bien parados en el mundo es su recompensa.

Abrazos sinceros y felicitaciones a Luís Seguel Vorphal

MNB dijo...

Gracias,Camino del Sur, por acercarte acá y decir palabras tan lindas.

Mañana pasaré por tu bello blog.

Un beso.

pomelo dijo...

"Prefiere partirse el espinazo que esperar la inspiración..."

Excelente característica.

MNB dijo...

JA JA JA.

Ay, Pomelo, qué me haces reír.

Deberías aparecer más seguido.

Tú deber es alegrar a las personas. Naciste con ese don y los talentos hay que cultivarlos y aprovecharlos. Si no... te vas a condenar.... dicen por ahí.

Abrazos.

María Angélica dijo...

Sí, comparto todo lo que dijiste sobre Luis.
Hay varias cosillas que dijo Luis en la entrevista en que doy fe que es así, uno escribe y escribe, luego revisa y revisa, va borrando frases, ordena situaciones, en fín, yo hace años que todavía no termino una novela costumbrista titulada MI ABUELITA ESTÁ BAILANDO CHARLESTON A LA VUELTA DE LA ESQUINA. Espero poder terminarla pronto, claro que al revés de Luis, si no estoy inspirada no logro escribir ni una maldita oración siquiera.
En fin, me alegro de tutti cuore que nuestro amigo Luis esté logrando sus objetivo y apenas pueda compraré el libro para devorarlo.... jejeje... con la vista, obvio.

MNB dijo...

Cococita:
Me gustó mucho el título de tu novela. Muy original.

Trata de inspirarte y la terminas.

Espero ser de las primeras en leerla.

Abrazos.

Anónimo dijo...

Trabajó Luis Seguel Vorpahl también en la General Motors de Arica entre 1978 y 1990 ?

Pregunto porque allá yo conocí a un Luis Seguel Vorpahl que gustaba jugar ajedrez pero nunca supe que además escribía.

Saludos, Carlos Moreno.

MNB dijo...

Estimado Carlos:

Conozco a Luis desde hace poco tiempo y no tengo idea a qué se dedicó en las fechas que nombras.
Supongo que escribía.

Pregúntaselo a él en su blog.

Saludos.